Luna lunera, cascabelera

Por: Daniela Gallart

No lo puedo creer. De entre todos los niños en este planeta, la Luna escogió seguirme a mí. Estoy en el coche con mi mamá, ella nos lleva por un laberinto enorme, aunque conoce la salida. Y yo, que estoy perdida, no me entero por pedirle a la Luna que nos siga. Mi mamá sabe llevarnos. Y ve mi cara. Y se da cuenta. Y empieza a cantarle a la Luna lunera, cascabelera. Y entonces la Luna se esconde entre árboles y mi mamá canta más fuerte para que deje de hacerlo y yo sienta que soy la niña más afortunada por llevarme la Luna a casa. No hay canción más mágica que esa, la que saca a la Luna del árbol. No hay mejor nave que el coche que huele a mi mamá. No hay mejor piloto que el que sabe salir del laberinto. No hay mejor noche que esta, en la que, de entre todos los niños en este planeta, la Luna escogió seguirme a mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *