Abismo

Por: Víctor Madrid

Te fuiste a dormir como si fuera una noche cualquiera. La luz de tu buró se apagó y con ella se esfumaron mis anhelos y esperanzas.

Me diste la espalda y ahora le pido a tu sombra que me abrace y no me deje dormir solo. No quiero acostarme junto a esta oscuridad.

Los fantasmas se agolpan en mi garganta; quieren arrancarme la lengua para que no hable más de ti.

No quiero dormir envuelto en tu recuerdo.
No quiero acostumbrarme a la idea de haberlo sido todo y mañana no ser más sin ti.

Pero es tarde. Mientras tú duermes de tu lado del abismo, yo platico entre lágrimas a los fantasmas y a la almohada, todo lo que no me atreví a decir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *