La ardilla interna

Por: Alicia Alarcón

Ante un hecho devastador como lo es un rompimiento amoroso, es necesario aplicar distintos pasos para que la ardilla interna aflore con toda su capacidad creativa y creadora a fin de poder aprovecharla al máximo.

Recordemos que la ardilla interna es aquella que nace desde el fondo de nuestro corazón roto por el abandono del ser amado.

Este manual tiene fines informativos, las acciones aquí descritas sólo representan ejemplos que el ardido puede tomar como referencia.

1.- Estolquea. Busca sus likes, sus comentarios y, sobre todo, pon mucha atención a sus tuits al aire. De ahí sacarás la información necesaria para no volver a tener sueño por las noches.

2. Revisa las conversaciones que tuvieron y toma screenshots de las mismas. Haz un archivo digital con estas imágenes, que debe estar ordenado por las etiquetas “mucho amor”, “poco amor”, “mierda”, “poca voluntad”, “desastre”y  “mis pequeños errores”. Ten en cuenta siempre que la razón la tienes tú.

3. Recuerda, a través de las conversaciones mencionadas en el punto anterior, todo lo que te reclamó pasivamente que te faltaba o molestaba y corrígelo al instante. Anímate por esa depilación brasileña o píntate el pelo de morado.

4. Busca siempre el encuentro fortuito. Nada como hacerte amiga de sus amigos o entrar “casualmente” a sus círculos e ir cerrando el espacio. Así, tarde o temprano te lo encontrarás. No olvides pararte bien derechita  y verte súper segura e indiferente.

5. Busca a los amigos comunes y ponlos de tu lado haciéndote la víctima. Haz que lo dejen solo, o por lo menos, que se la pasen diciéndole: “no sabes lo que perdiste”. Correrá a buscarte y agradecerá a los amigos su preocupación.

6. Tuitea frases como: “Quién no quiso cuando pudo, no podrá cuando quiera”. Seguro entenderá el mensaje y regresará volando a tus brazos.

7. Cuando te busque (porque lo hará, las abuelitas que todo lo saben dicen que siempre regresan) no contestes rápido, ni a la primera y cuando lo hagas ponle frases como “¿asunto?”.

8. Vete de viaje. No te tomes selfies, esto implica que andas solapa. Y si lo haces, intenta que salga un gringo atrás logrando que vea a la cámara. Como un buen tip, a los gringos y japoneses siempre les gusta ser photobombers. Es decir, salir en fotos ajenas haciendo carotoñas. Esto implica familiaridad y es tu ventaja.

9. Este punto es muy importante. En el punto 6 hablamos de tuitear frases matonas. Pero después tienes que desaparecer de tus redes sociales. Crea suspenso. Seguro seguro, se preguntará por ti.

10. Corre a terapia o mejor aún, a Sanborns. Pero ve al mismo donde él suele ir y que te vea comprando el último libro de autoayuda o alguno que tenga que ver con ser independiente, exitosa y feliz. Así verá que estás convirtiéndote en una mejor persona, aprendiendo de tus errores y que fue un verdadero estúpido por dejarte ir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *