Alquimia en letras

Lo que más te guste

Por: Luisa De La Garza

Cuando tenía 5 años, mi mamá me cambio de escuela a una en la que, al inicio de cada curso, teníamos que llevar una maleta con el uniforme; zapatos, blusas, faldas, pantalones, guantes, sweater, delantal, traje de baño, gorra y chanclas, todo etiquetado con nombre, curso y salón…

 

Sobrevivencia de una pulga

Por: María García Daniel

Llevo dos días despertando y huyendo.

Todas las mañanas es lo mismo; no hago más que dormir cerca de la oreja de este inútil cachorro y de repente me despierta ese maldito cepillo que me hace huir.

Al momento en el que siento al perro vibrar de emoción, por ver a su amo, salgo saltando por todo el lomo… 

 

Corazón de árbol

Por: Dany Gallart

Me fui a vivir a un país en donde, al llegar, te cambian el corazón por un árbol. Al ser nueva, mi árbol era pequeñito y verde. Me sentía como un niño de dos años para el que todo es un juego y su única responsabilidad es reír. En una noche, en la que hasta la Luna reía, te conocí…

 

El bosque encantado

Por: Gisela Abad

Soy Regina Robledo, nacida el 28 de abril de 1930, originaria de la Ciudad de México, de padre torero y madre pintora. Ellos se conocieron en una corrida de toros en la plaza; sitio al que hoy ustedes conocen como el Palacio de Hierro…

 

Captor

Por: Fabiola Simón

Aquí adentro siempre está muy oscuro. Ya perdí la noción del tiempo y no recuerdo bien mi nombre.

Una y otra vez le repetí a Fernando que siguiéramos la ruta del navegador, pero él prefirió confiar en su instinto y nos llevó al carajo…

 

Descripción

Por: Chema Frías

Mi madre siempre me prometió que, cuando se sacara la lotería, me compraría uno.

Nunca la ganó, por lo que tuve que esperar muchos años para poder hacerme de ti. Obvio que eres una versión reducida al mínimo…

 

La ardilla interna

Por: Alicia Alarcón

Ante un hecho devastador como lo es un rompimiento amoroso, es necesario aplicar distintos pasos para que la ardilla interna aflore con toda su capacidad creativa y creadora a fin de poder aprovecharla al máximo…

 

La pelota cuadrada

Por: Silvia Espinosa

Morelia; mi lugar favorito durante las vacaciones de verano era la casa de mi abuelita, ahí vivía mi tío, el hermano menor de mi mamá.

Era un tipo muy misterioso…

 

Abismo

Por: Víctor Madrid

Te fuiste a dormir como si fuera una noche cualquiera. La luz de tu buró se apagó y con ella se esfumaron mis anhelos y esperanzas…

 

Gula

Por: Aglaya Razo

Estaba fría y con la mirada colgada en una esquina cuando él llegó.

–Desnúdate– le ordenó, pero le arrancó la ropa…

Querido gatito

Por: Carlos Marín

Querido gatito: después de bufarte las reglamentarias 484 veces debo, muy a mi pesar, darte la bienvenida a la casa.

Como seguro ya notaste, tenemos 3 humanos: la niña, la gordita y el gordito. Los últimos dos son los que merecen que los trates mejor, porque son ellos quienes dan la comida y los premios… 

 

Escríbeme

Por: Genrus

—Por favor, escríbeme.

Lo dudé por un segundo. Respiré profundo. Sí noté que me tembló un poco la mano cuando tomé la pluma. Sí sentí cómo rompió la tensión superficial de la tinta antes de sumergirse en ella. Sí pensé mucho en nosotros mientras escurría esa gota agolpada en la punta, en la boca del tintero…

 

El heredero de Hitler

Por: Chapumike

Olvidar requiere tiempo, sobre todo para recuperarlo. Pero, ¿qué pasaría si en lugar de llevarle flores a nuestras horas muertas probáramos a invertir el curso de los relojes? No sería la primera vez que alguien desee cambiar el futuro corrigiendo algo del pasado…

 

Cinco minutos más

  Por: Karla Monroy

Era una cálida noche de abril, le di el último sorbo a mi copa de vino, tomé mi bolso del sofá y me despedí. —Quédate, ya es tarde, no tienes que irte —me dijo.

De verdad estaba desvelada y rendida, no me hacía gracia conducir a casa tan tarde; así que lo seguí a su recámara…

 

Reminiscencias

Por: Ana

Corres como si se te fuera la vida,

sientes su presencia tras de ti; acechándote.

Tu corazón palpita a mil por hora,

tus manos sudan… 

 

María

Por: Luis Ju

Marías, muchas; como tú, pocas.  Hija única, preocupona, terca, linda, de buen corazón, noble hasta el hueso, luchona, amiguera, mocha, fiel compañera y estricta; sólo tú.

¡Esa es mi madre!

Lo sigues siendo y lo serás por el resto de mis días…

 

Mientras llega la revolución

Por: Mónica Navarro

Cansada de las infidelidades de su hombre, Frida Kahlo despertó esa mañana decidida a terminar con su propia vida. Fue a visitar a un brujo que, según le habían dicho, podría ayudarla. El hombre le entregó una pócima cuyos ingredientes sólo él conocía…

 

Salúdamela

Por: Jesús Morado

¿De qué te ríes?

¿Por qué revisas tanto el celular, como si te estuviera hablando de cualquier cosa?

¿Estarás subiendo a Instagram tu risotto?, ¿estarás tuiteando de las piernas del vino?, ¿de sus lágrimas o de las mías?

¿Con quién te mensajeas?… 

 

Extracción

Por: Víctor Madrid

Primera Parte

(Voz en off): Ya vamos a empezar el procedimiento. Cierre los ojos.

¡Ahora sí, cabrón! Estamos tú y yo solos. Por fin te tengo donde quiero; amarrado de pies y manos a este catre de mierda. Voy a aprovechar la operación para arrancarte de mí…

 

Mi dolor

Por: HASHIBA

Todo empezó con mi abuelito; él se fue, y a partir de ese momento, la tristeza se sembró en mi corazón y una pena enorme en el de mi mamá. Tenía tan solo 10 años y verla a ella destrozada me trajo un sentimiento de desolación que llegó para no irse jamás…

 

 

 

Por: Marlene Corona

Hace 32 años, me estaba poniendo el uniforme para ir a la primaria cuando la Ciudad de México, en menos de dos minutos, se convirtió en un cementerio cubierto de escombros. Al pasar de los días, el olor a terror y muerte se volvieron el nuevo pan recién horneado de los amaneceres de una ciudad desolada…

 

¡VIVA MÉXICO, CHINGONES!

Por: Mónica Navarro

Somos muchos y somos bien chingones, le digo a una amiga que, desde Colombia, me pregunta: ¿cómo están?, ¿cómo podemos ayudarlos?

Aquí el amor es lo que sobra y, como siempre, somos los últimos en darnos cuenta…

 

Fotografía de Alejandro Velazquez.

 

Luna lunera, cascabelera

Por: Daniela Gallart

No lo puedo creer. De entre todos los niños en este planeta, la luna escogió seguirme a mí. Estoy en el coche con mi mamá, ella nos lleva por un laberinto enorme, aunque conoce la salida…

 

A los trece

Autor anónimo

A los trece años mi mundo se vino abajo en un segundo con el divorcio de mis padres. Lo peor vino después, cuando mi madre huyó porque el acoso de mi padre no cesaba. Un día, ella se fue y no la volví a ver hasta tres años después…

 

Sin asunto

Por: Jesús Morado

No es que me meta a ver qué es de tu vida o qué hacen juntos. Hace mucho que te superé y yo jamás haría algo así; me conoces. Lo que pasó fue que un día abrí Facebook y lo primero que me salió fue que tu prima, a quien según yo ya había borrado, le dio like a una foto…

 

Pandora

Por: Brenda Duarte

Me abrió paso el mar de gente que llegaba hasta el exterior de la iglesia, igual que a Moisés le abrió paso el Mar Rojo. Apenas una hora atrás, mientras estábamos a 30,000 pies de altura, nos habían dicho de su muerte. Ignoré, en la medida de lo posible, las decenas de miradas compasivas…

 

La niña que lloraba en el baño

Por: Karla Monroy

Después de una fuerte discusión con mi entonces pareja llegó a mí un recuerdo lejano y olvidado que había enterrado. En esos momentos estaba muy enojada, triste, me sentía impotente, no entendía por qué él me mentía…