El amor y la pasión son dos sentimientos hermosos que cuelgan de la fragilidad de un hilo. Los celos nacen en el amor y son producidos por la creencia de que la persona amada prefiere a otro. Nadie escapa de sus garras y de la tentación de cobrar venganza.

Todo empieza con una sospecha, un engaño, una mentira; tu ser amado comienza a actuar de manera diferente y a guardar secretos, ya no es como antes.

Los celos, esa combinación nauseabunda de posesividad, sospecha, rabia y humillación pueden sobrepasar tu mente. El monstruo de ojos verdes, como Shakespeare lo llamaba, puede aparecer en cualquier momento de la relación, incluso cuando te has desenamorado de tu pareja.

“Como celoso sufro cuatro veces: porque estoy celoso, porque me reprocho el estarlo, porque temo que mis celos hieran al otro, porque me dejo someter a una nadería: sufro por ser excluido, por ser agresivo, por ser loco y por ser ordinario”. Roland Barthes

En Té de querer utilizaremos nuestra capacidad de sospecha y el deseo de venganza como un elemento fértil para la escritura.

Alquimia es convertir nuestras sospechas en letras esclarecedoras.

Imparten: Marlene Corona y Mónica Navarro

Informes e inscripciones:

Mail: info@tedequerer.com.mx

WhatsApp: (55) 5478 0090