Crossfit literario

“Mens sana in corpore sano” decían los antiguos latinos y  tenían toda la razón. Varios estudios científicos han demostrado la importancia de la actividad física para el cerebro. 

El ejercicio físico es una actividad necesaria que requiere de práctica y mucho afán, nadie empieza corriendo un maratón o levantando miles de kilos en el gimnasio. Es esencial hacer un esfuerzo extra a diario; un kilómetro más que ayer, un kilo menos que mañana y así, con acción, sudor, dolor y sacrificios, un día seremos unos profesionales.

La escritura se parece mucho al deporte; nadie empieza escribiendo una novela de tres tomos de 20 capítulos cada uno. Se empieza por algo menor, en realidad,  por una letra que se convierte en palabra, luego varias palabras forman un párrafo, varios párrafos una página, varias páginas un capítulo y así sucesivamente. Ya quedó claro, ¿no? Lo que tratamos de decir es que, para ser escritor, hay que hacer ejercicio y sudar la gota gorda. Como decían los clásicos: echar el bofe.

En este sentido es necesario recordar que la escritura es una habilidad y que el procedimiento natural para desarrollarla, como en cualquier otro tipo de destreza, es la práctica constante. Esta brinda, antes que nada, experiencia; es decir, conocimiento sobre los obstáculos más frecuentes en el acto de escribir y también sobre los recursos, estrategias y técnicas más fructíferas, aquellas que nos han permitido salir de nuestros apuros y bloqueos.

La práctica nos ayuda a sembrar en nosotros la confianza, pues terminar una cuartilla nos brinda la sensación de un pequeño triunfo, de una pequeña victoria, y de que hemos consolidado en nosotros la voluntad de continuar.

Escribir con frecuencia es el equivalente al entrenamiento en las actividades deportivas: no sólo prepara y acondiciona nuestro cuerpo y nuestra mente, sino que, a su vez, nos proporciona el estado propicio para un desempeño satisfactorio, pero al igual que en las actividades físicas, una práctica rutinaria y ciega, una repetición automática de un comportamiento, no asegura absolutamente nada.

En Té de Querer hemos preparado un ENTRENAMIENTO INTENSIVO PARA ESCRITORES: un curso de dos sesiones de cuatro horas cada una, en las que te daremos técnicas y ejercicios para desarrollar el músculo de la escritura. Escribiremos, escribiremos, escribiremos y cuando nos cansemos, entonces seguiremos escribiendo.

VEN A SUDAR Y A ESCRIBIR CON NOSOTRAS.

Imparten: Marlene Corona  y  Mosqui Navarro

Días: Sábado 1 y 8 de diciembre

Horario: 10:00 am a 2:00 pm

Zona: Narvarte

Inversión: $1500

Informes:  info@tedequerer.com.mx

WhatsApp: (55) 5478 0090